Traer al mundo una hija muerta

Queralt pasó dieciséis semanas conmigo. Sólo la vi dos veces, en dos ecografías. Cuando me despedí, hacía cuatro semanas que sabíamos que era una niña, hacía cuatro semanas que se llamaba Queralt. Cuando me dijeron que su corazón había dejado de latir no quise ver la ecografía que me estaban haciendo. No quería verla quieta, […]

Continue reading →

Nos falta una palabra

En inglés tienen la palabra miscarriage para denominar la pérdida espontánea de un embarazo. Nosotros tenemos que decir aborto. Aborto espontáneo, de acuerdo, pero en realidad todo el mundo lo llama aborto. Y no es lo mismo un aborto que un miscarriage. También se llama pérdida gestacional o muerte fetal (dependiendo de las semanas de […]

Continue reading →

El porqué

Siempre he admirado a las personas que tienen un blog. Requiere mucha disciplina, y tener mucho que decir, o muchas ganas de compartir con el mundo lo que se piensa o lo que se hace. Aunque trabajo de profesora y me veo a menudo en la posición de hablar ante un buen grupo de oyentes, […]

Continue reading →

Todavía me llamo Queralt

6 de febrero Soy. Sé lo que vendrá después. Lo sé porque cada niño que ha nacido desde que nacen niños lo ha ido escribiendo en el libro de la vida. 10 de marzo Necesito mucha energía. Todo pasa muy deprisa, cada segundo cambia y olvido lo que era hace un momento. Noto el calor. […]

Continue reading →